Entrevista para la Asociación El Principe Lila

On 23 febrero, 2016 by Gloria Viseras

Os dejo el enlace a una entrevista que amablemente me ha hecho la Asociación El Principe Lila para dar a conocer el proyecto VOICE.

Gloria Viseras: No es correcto que un entrenador diga que lo que pasa en la sala de entrenamiento no puede salir de ahí

VoiceLogo-CMYK-RZ

logosbeneficaireserasmusrightfunded

Gloria Viseras: No es correcto que un entrenador diga que lo que pasa en la sala de entrenamiento no puede salir de ahí

Desde el grupo de Sobrevivientes de la Asociación Nacional Queer El Príncipe Lila os presentamos la historia y entrevistamos a la ex-gimnasta Gloria Viseras, que está trabajando en un proyecto para prevenir y apoyar a las víctimas de acoso y abuso sexual en el ámbito del deporte, tanto en las bases y ámbitos educativos como en las altas competiciones.

Gloria Viseras, ex-gimnasta de la selección española, denunció hace unos años haber sido victima de abusos sexuales por parte de su entrenador desde los 12 a los 15 años. Aunque el delito ya ha prescrito, ella decidió hacerlo público y luchar por sanar y recuperar su vida. Podéis leer más de su historia y su lucha por los derechos de los deportistas en su página web. Queremos agradecerle su amabilidad y su trabajo por los derechos de los deportistas.

Gloria Viseras

En sus propias palabras, ¿quién es, hoy por hoy, Gloria Viseras?

Pues hoy por hoy soy hija, esposa y madre de tres personas maravillosas y trabajo para erradicar cualquier forma de violencia contra deportistas, en especial los deportistas menores de edad.

¿Cómo surge la oportunidad de colaborar con un proyecto de alcance europeo como VOICE?

He participado en varias conferencias en distintos países de Europa donde he contado mi experiencia como superviviente de abusos sexuales en el entorno del alto rendimiento deportivo. Allí he conocido a sociólogos que llevan años estudiando el abuso sexual en el deporte y me ofrecieron participar en este precioso proyecto.

¿Qué papel va a desempeñar dentro de VOICE?

Formo parte del grupo de gestión como asesora independiente. Ofrezco mi experiencia y mi opinión tanto en gestión como a la hora de preparar los protocolos para las entrevistas, materiales de formación, etc.

¿Qué espera que se logre con este proyecto?

Queremos ofrecer a los deportistas que sufren o han sufrido violencia sexual en el deporte una plataforma en la que puedan hablar del abuso que sufrieron de manera confidencial, anónima y segura. Es importante poder ofrecer a víctimas y supervivientes un entorno libre de juicios de valor o cuestionamientos en los que puedan contar su experiencia.

Las historias personales de los deportistas que han sufrido violencia sexual en el deporte son muy importantes porque nos muestran cómo son los entornos en los que se dan los abusos. Solo escuchando atentamente a estas voces, que en la inmensa mayoría de los casos están o han estado silenciadas, podremos entender y mejorar los mecanismos de control necesarios para que no ocurran. Estas son las voces de los deportistas a quienes normalmente no se escucha porque nos muestran una realidad dura y dolorosa que nadie quiere relacionar con el deporte pero que por desgracia existe y hace muchísimo daño.

Espero que este proyecto consiga concienciar a la sociedad y a las instituciones de que la violencia sexual existe también en el deporte y que ayude a que se establezcan mejores medidas de control y protección.

Hoy en día, un sector de la sociedad tiende a mostrarse escéptico con las historias de abusos, aduciendo el dilatado margen de tiempo que suele transcurrir entre los hechos y la denuncia de los mismos. ¿Cómo les explicaría las razones de que las víctimas tarden tanto en denunciar?

Si los abusos ocurren a edades tempranas la mayoría de los niños no saben ni lo que les está ocurriendo. Las victimas son manipuladas hasta el punto de sentirse responsables, culpables o cómplices de los abusos. Muchos sienten también miedo y vergüenza. Muchos piensan que callando protegen a sus seres queridos. Otros temen consecuencias puesto que en muchos casos son amenazados por sus agresores. Muchos observan la revictimización que sufren en redes sociales los que denuncian y deciden que es mejor quedarse en silencio. Muchos llegan incluso a negar los abusos como medida de autoprotección.

Hay muchas más razones para callar que razones para denunciar la violencia sexual, especialmente si el delito está ya prescrito.

¿En qué aspectos ha mejorado la protección a los menores en el ámbito deportivo desde su época como gimnasta?

Creo que en general ha mejorado, especialmente en los últimos años. Estoy convencida de que la protección del menor deportista está precisamente en las familias. Ellas son el primer mecanismo de control y han de estar atentas a las señales que inevitablemente muestra un niño abusado.

También creo que las instituciones están hoy mucho más concienciadas. Hace apenas un par de años el Consejo Superior de Deportes incorporó un protocolo de protección contra el acoso y los abusos sexuales y obligó a todas las federaciones nacionales de todos los deportes a implantar. Me consta también que se han puesto en marcha mecanismos de control adicionales. Esto en el alto rendimiento.

Lo que falta es mucho trabajo en deporte de base: clubs, escuelas deportivas municipales, deporte escolar e incluso en federaciones regionales.

Casos como el de Diego, el alumno del colegio Nuestra Señora de los Ángeles que se suicidó, o el del profesor del colegio de los Maristas Sants-Les Corts, se encuentran de candente actualidad. ¿Existe desprotección hacia los menores en el ambiente educativo frente a los abusos sexuales o el acoso?

Creo que excepto en casos puntuales, lo que existe es desconocimiento y sin conocimiento no puede haber protección. La sociedad debe conocer este delito y reconocer su responsabilidad en la protección del menor para poder garantizar los derechos que tienen todos los menores a tener una infancia feliz y libre de todo tipo de violencia.

Las instituciones que tienen menores a su cargo deben también formarse en protocolos y procedimientos a seguir en caso de sospecha o detección de casos y reconocer que por encima de todo está su responsabilidad en la protección del menor que tienen a su cargo.

Las soluciones al acoso sexual en el ámbito deportivo, ¿en qué medida pueden aplicarse a otros ámbitos?

Creo que a pesar de que la violencia sexual en el deporte tiene unas características que son específicas de los entornos deportivos, hay muchas cosas que son comunes a la violencia sexual que sufren los niños y adolescentes en otros entornos donde se desarrollan sus vidas. Por ello creo que las instituciones deben trabajar coordinadas para poder ofrecer una protección integral del menor en todos los ámbitos de sus vidas: deporte, educación, ocio, familia … todo.

¿Qué factores necesita una víctima de acoso o abusos para salir adelante y cerrar las heridas de su experiencia?

Principalmente las victimas necesitan apoyo, necesitan comprensión y en caso de los menores necesitan a adultos que actúen. Las víctimas necesitan ser creídas cuando encuentran la fuerza para hablar de sus experiencias. El daño que se causa a un niño abusado sexualmente es tan profundo que es fundamental la detección temprana para poder reducir el impacto que el abuso tendrá en sus vidas futuras.

¿Qué papel deben desempeñar la familia y los amigos en ese proceso de recuperación?

Siempre digo que en el deporte, la familia es fundamental a la hora de proteger y/o detectar que un niño está siendo abusado. Las familias deben asegurarse de que existe una vía de comunicación abierta con el menor. Que no existen los secretos. Se debe proporcionar un entorno de confianza en el que el niño no tenga miedo a consultar dudas o hacer comentarios en el seno de las familias sobre lo que pasa dentro de los entrenamientos o competiciones. Deben saber que no es correcto que un entrenador le diga que lo que pasa en la sala de entrenamiento no puede salir de ahí. Las familias deben enseñar a sus hijos donde están los límites de lo que puede o no puede hacer un compañero o un entrenador. También debe aprender a respetar los límites de sus compañeros para poder identificar mejor cuando alguien sobrepasa los suyos propios. Hace poco he leído un titular en prensa que me parece una buena reflexión:

Niño informado, niño protegido frente a los abusos sexuales

Informar a los niños es enseñarles a protegerse.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *